Haciendo pruebas para los corazones de resina pintada (https://www.blancagortari.com/producto/corazon-contento/) con moldes pequeños me asombré mucho de las piezas que resultaron. Y decidí transformarlas en una suerte de bisutería artística.

Pendientes Filipino-Forest-Fuego con pincho Plata

Dicen que el ojo humano distingue hasta diez millones de colores diferentes.  Cuando los colores son capturados en estas piezas el resultado es como un surtido de caramelos para el placer de la mirada. Una forma de llevar puesta toda la magia y la energía del color como si fuera una golosina para cualquier ocasión.

Pulsera-Magma-Corazón-Plata

Por arte de birlibirloque y la intervención de alguna que otra hada este pequeño gran descubrimiento ha llegado a las páginas de una de las publicaciones de El País de hoy. Así que esta imagen es el motivo de mi post de inauguración de esta web en la que hemos invertido mucho tiempo y muchas prisas. Espero ir mejorándola poco a poco y espero que me acompañéis en este viaje creativo que pretende ser una forma y un medio de vivir.

Bienvenidos seáis.

Artículo El País